Sí, ya sé que esta entrada se está publicando  prácticamente de noche. Pero de nada me sirve escribir unos consejos sobre cómo me ayudo a levantarme con más energía si lo escribo a lo largo del día. Así, podéis aprovechar por si os da curiosidad e intentarlo ¡mañana mismo!

Un “truco” que es importante y que he aprendido de casualidad es usar la luz para ayudar a despertarte. Una luz gradual o tente primero. Levantarte deslumbrado “es mal”. Te predispone. Al menos, en mi caso. ¡Y eso que no soy nada dormilona!

Si os notáis un poco “bajitos”, un suplemento  de los típicos que se toman de toda la vida en etapas carenciales y/o cuando estás estudiando no está de más. IMG_8591En mi caso, lo que procuro es tomar siempre fruta, de uno u otro modo (entera, zumos, compotas sin azúcar).
Un cañón de vitaminas. Seguramente sea psicosomático, pero
a mí me anima y me hace sentir mejor. Además, ¿no hay que tomar 5 raciones de fruta al día? Con un buen zumo de naranja, una taza de fresas o un smoothie ya lleváis varias por delante seguro.
Tercero y no por ello menos importante: tener una rutina matinal. Tener claro el orden de tus actividades ayuda a actuar de manera más ágil y gastar menos recursos. Así que ¡estás ahorrando energías!

Y vosotros… ¿tenéis algún método en particular para levantaos con más energías o mejor talante?

¡Buenas noches! Y… ¡Buenos días!

Anuncios