Pues sí, lectorcillos míos… Las chicas solemos lucir espectaculares en las bodas pero nadie se imagina la parafernalia que montamos para que todo encaje como debe. Por supuesto, por el gusto de nosotras mismas. De vernos bien, de lucir estupendas para acompañar a nuestros amigos o familiares en un día tan importa y demostrarles que queremos darles lo mejor de nosotros mismos en ese día. Tanto por dentro, con muestras de cariño, ayudas de última hora y ánimos ante las crispaciones neuróticas por las que pueden pasar todos los novios… Como por fuera. Porque, para qué llamarnos a engaño: todos los novios quieren una boda que estéticamente se adapte a lo que encaja en su ideal para ese día. Porque, ya que te lías, te lías. Aquí no hay rewind para volver a repetir. Es el directo más intenso de tu vida. 

Pero… A lo que iba… Las bodas generan gastos también para los invitados. No sólo para los novios. Lo siento, chicos… Vosotros lo tenéis más fácil para elegir (traje, chaqué, hasta bambula…). Pero siempre con un gasto fijo y menos lugar a la imaginación. 

Las chicas, en ese aspecto, tenemos muchas más opciones. Podemos repetir modelo si no coincidimos con los mismos invitados , cambiar los complementos y darle otro aire al vestido… O buscar alguna ganga. 

Mi recomendación , tanto para bodas de día como de noche, y si estáis limitadas de tiempo y de presupuesto, es que os hagáis con un buen básico. Os salvará la vida incluso para eventos que no sean bodas. 

Premisa importante para apuesta segura: corto de día, largo de noche. Siempre hay excepciones y excentricidades que podrían saltarse este precepto. Pero si estás en una urgencia, no descartes ese clásico.

En ambos casos, menos es más. Si buscas un vestido como inversión, mi apuesta es por un modelo lo más básico posible. Hay vestidos por menos de 40 euros que te sacarán del atolladero. La magia la harán los complementos. Tachán! 


Este vestido es de Vila Clothes. Cuesta algo más de 40 euros en tienda. Más simple, imposible. Un must? Es uno de los colores tendencia del verano (junto con el rosa cuarzo, primero en el Pantone PV2016 por excelencia). Según le añadas complementos, dependiendo del acontecimiento al que acudas, subirá de rango o ganará en discreción. Puedes usarlo no sólo para bodas de día. También para bautizos o comuniones. En estos casos, menos es más. Si, sin embargo, quieres despuntar en una boda, aparte del taconazo, incluye algún adorno en el pelo. Si eres atrevida, es el momento del pamelón, la corona de flores o un tocado con súper plumas de faisán. Si no llegas a tanto, pelo recogido, semi recogido o suelto… Collar, pendientes u otras joyitas le aportan color, luz o contraste. 

Los eventos de día se prestan mucho a los colores pastel o neutros. No es un precepto insalvable pero es lo más socialmente  aceptado y, sobre todo, lo menos “cantoso”. Por supuesto, puedes ir a una boda de día de amarillo y con chistera (decídmelo a mí!)… 

Un vestido básico, partiendo del color que sea, puede aceptar muchas opciones para los complementos. Puedes ponerlos al tono, en la misma gama de la prenda (efecto discreción y queda muy fino). Optar por buscar en el círculo cromático cuáles son los colores complementarios de ese tono (son los opuestos en la rueda) o subirlos dos o tres grados en la escala…


Y si no te atreves, no te decides, tu fondo de armario es limitado y tu joyero más… Siempre puedes recurrir a las alhajas de tu madre o de tu abuela.  Perlas y brillantes combinan con todo. Ese gran clásico imperecedero que nunca falla. 

Analiza tu armario. Seguro que descubres prendas que te echarán un cable para el evento más pintado. Sólo es cuestión de imaginación. Quién no tiene una Petite robe noir , un pantalón negro y/o camisa blanca? … No?! Pues son elementos salva vidas!

Cualquier consulta, estaré encantada de ayudar. Podéis preguntarme por aquí y así compartimos entre todos o escribirme a hello@leili.es 

… y no penséis que esto acaba aquí… Queda el siguiente capítulo de esta entrega: bodas de noche low cost. Que no sólo de plumón y tocados se levanta un outfit de boda …

Hasta pronto, trendies!

Anuncios