Éste ha sido el año de tirar hacia adelante, de explotar nuestro potencial al máximo, de trabajar mucho, de inventar lo impensable, de demostrarnos muchas cosas… De acompañarnos, sentir y expresar.

Hemos definido, aún más, nuestras metas, disfrutado de sus caminos, afianzado lo férreo, apostado por nosotros… Y hemos tenido el lujo de poder compartir, apoyarnos y disfrutar de gente estupenda: nuestra familia, la carnal y la adquirida.

A todos, digamos adiós a 2012 sin quitar la sonrisa… porque 2013 será mejor. Ya sabéis que vamos a poner nuestros cinco sentidos en ello. Y somos muy cabezotas, así que no cejaremos hasta lograrlo. Desde el primer segundo de las campanadas.

Y21B0520

GRACIAS. Por ser. Por estar. Porque sí.

Anuncios