A todos los que me preguntan qué pienso sobre el crimen de los niños de Córdoba…Más que pensar, siento. No se puede ser muy racional ante situaciones así.

Es de todo modo incomprensible que existan seres indeseables dispuestos a cualquier cosa por hacer la vida imposible a la madre de sus hijos, que sólo por eso deberían ser prácticamente sagradas e intocables… personas a las que se supone que una vez quisieron y no quisieron perder… No hay manera de entenderlo pero lo aberrante es que existen seres así y es complicado desenmascararles.

DEP los pequeños Ruth y José. Mi corazón está con su madre… que, al menos, saldrá de la incertidumbre de si aparecerían sus hijos. Pero que jamás podrá superar esta terrible pérdida, en tan espeluznantes circunstancias. Bretón cumplió su amenaza y Ruth nunca volverá a ver a sus hijos. Ahora sólo espero que su vida acabe entre rejas y sea consciente de lo que ha hecho… y jamás supere esa pesadilla, que tamaño crimen arrastre por siempre su alma.

No le deseo la muerte al asesino. Le deseo el resto de sus días (que no vida) encerrado llenos de dolor… que la enajenación que haya podido sufrir se evapore y se dé cuenta de lo que ha hecho… y tenga que vivir con eso en su conciencia el resto de sus días.

Imagen

 

Anuncios