Ir de puntillas por la vida no significa que seas menos importante.
Todo lo contrario: la discreción envuelve un acto de generosidad que viene directo del alma.

Imagen

Ayer fue un día importante en nuestras vidas…
Por todo el camino recorrido hasta llegar aquí. Algunos, de puntillas, como mi niña Jimena. Otros, dando zancadas de elefante en cacharrería… viendo sólo lo grande, aplastando los pequeños pero brillantes detalles.
Por todo lo andado hasta aquí y por todo lo que vamos a ir avanzando… juntos, en la sombra, al sol… en la playa, en el cole… En el corazón.

Anuncios